Washington, DC - Anoche, Estados Unidos hizo justicia con el líder terrorista número uno del mundo. Abu Bakr al-Baghdadi está muerto. Fue el fundador y líder del ISIS, la organización terrorista más despiadada y violenta del mundo. Estados Unidos ha estado buscando a Baghdadi durante muchos años. Capturar o matar a Baghdadi ha sido la principal prioridad de seguridad nacional de mi Gobierno. Las fuerzas de Operaciones Especiales de los Estados Unidos ejecutaron una incursión nocturna peligrosa y audaz en el noroeste de Siria para cumplir esta misión.

Washington, DC - La Oficina para Monitorear y Combatir la Trata de Personas (Oficina TIP) anuncia anualmente un concurso pleno y abierto para la realización de programas y proyectos destinados a combatir la trata de personas fuera de los Estados Unidos. La primera etapa del concurso comienza con la publicación de un aviso de oportunidad de financiamiento (NOFO, por sus siglas en inglés) por la Oficina TIP, en el cual pide que los solicitantes presenten declaraciones de interés (SOI, por sus siglas en inglés) en las cuales deberán resumir las prioridades para proyectos que se ciñan a los requisitos específicos del país y de la región correspondientes. La Oficina TIP publica este aviso en SAMS Domestic, Grants.gov, los sitios web de las embajadas correspondientes y el suyo propio. En la segunda etapa del proceso, la Oficina TIP invita a determinados solicitantes a presentar propuestas completas que expliquen los conceptos descritos en sus declaraciones iniciales.

Washington, DC - Los sistemas de trata de personas pueden tomar distintas formas y afectar a muchos tipos diferentes de víctimas. El Protocolo de Palermo, ampliamente ratificado, exige que los gobiernos penalicen la trata de personas y los delitos afines. La trata es un delito oculto cuyas víctimas suelen mostrarse renuentes a cooperar con las fuerzas del orden. Para combatirla eficazmente, los órganos responsables de las labores de identificación, investigación y enjuiciamiento necesitan tener amplia y profunda experiencia práctica, e incluso estar familiarizados con el espectro de tácticas empleadas por los tratantes de personas y con las necesidades singulares de las víctimas.

Washington, DC - La voz de los sobrevivientes es una parte vital del establecimiento de estrategias eficaces e exhaustivas contra la trata de personas que fomenten las labores de procesamiento, protección y prevención. Ahora más que nunca, los sobrevivientes son líderes del movimiento contra la trata, ya sea que dirijan organizaciones, realicen labores de defensa ante las legislaturas, adiestren a las fuerzas del orden, interactúen con el público o colaboren con los gobiernos para mejorar los programas nacionales y extranjeros. Los sobrevivientes saben por experiencia propia lo que se necesita para mejorar las respuestas del gobierno contra la trata de personas y su aporte es clave para asegurar que las políticas contra la trata reflejen las perspectivas que solamente pueden proporcionar quienes han vivido esa experiencia.

Washington, DC - Las líneas telefónicas directas o líneas de ayuda nacionales sobre la trata de personas son elementos críticos de una respuesta integral contra la trata y pueden ser un poderoso instrumento para combatirla. Suelen ser uno de los instrumentos más seguros y eficientes para que las personas que llaman puedan acceder a ayuda de emergencia, conectarse con servicios y obtener información sobre los recursos disponibles.

San Diego, California - Una investigación en marcha ha determinado que aves infectadas fueron movidas de la zona de cuarentena de la enfermedad virulenta de Newcastle (Virulent Newcastle Disease / VND). Dicho movimiento de aves que ocurrió en el condado de Riverside resultó en la reciente detección de la enfermedad en el área de Ramona ubicada en el condado de San Diego. Este movimiento de aves violó la cuarentena. Es importante tener en cuenta que cualquier movimiento de aves dentro de un área en cuarentena está prohibido por la ley y los infractores están sujetos a multas que van desde $100 a $1,000, o hasta $25,000 si se demuestra que un infractor ha movido el virus.